Jannah Theme License is not validated, Go to the theme options page to validate the license, You need a single license for each domain name.
Noticias locales

Primer aviso a España para gestionar el mayor coste de la deuda


La presidenta del BCE, Christine Lagarde. / RC

Los países con grandes desequilibrios sufrirán más el nuevo ciclo de normalización de la política monetaria

clara amanecer

La inflación galopante ha llevado a una oleada de aumentos de las tasas de interés con los bancos centrales de todo el mundo dispuestos a hacer lo que sea necesario para detener la escalada de precios… incluso si eso significa empujar a las economías a la recesión. Una situación que supone un gran reto para los Estados, que pronto tendrán que hacer frente a mayores costes para financiar la enorme bolsa de deuda acumulada en los últimos años de lucha contra la pandemia. Es cierto que los fantasmas de una nueva crisis soberana son, por el momento, solo un aviso de los inversores. Pero los países con mayores desequilibrios han estado en guardia, sabiendo que las subidas de tipos implicarán un mayor gasto para pagar los intereses de su deuda, por lo que mantener la confianza de los inversores es crucial en este proceso de retirada de estímulos. . “El BCE cambia de rumbo y acaba de comenzar a endurecer su política monetaria. Yesto penaliza a España e Italia”, dice Philippe Waechter, jefe de análisis de la gestora Ostrum AM.

en la diana

Italia es el país que está en el punto de mira ahora mismo, con una deuda pública que supera el 150% del PIB, frente al 117,7% en el que despidió el ratio de mayo en España, según datos del Banco de España. Sin embargo, el saldo total en nuestro país se ha disparado 55.760 millones de euros en tan solo un año hasta los 1.440 millones actuales. Esto demuestra la vulnerabilidad que siguen mostrando las cuentas públicas ante estimaciones como las de la Airef, que apuntan a que la carga financiera subirá en 20.000 millones hasta 2025 con el cambio de ciclo de la política monetaria.

prima de riesgo otra vez

La mayor tensión se ha sentido estos días en el mercado secundario, donde se negocian títulos de deuda. Es cierto que la situación no es comparable a la vivida en 2012, cuando España se financió durante diez años por encima del 7,2% y la prima de riesgo superó los 600 puntos básicos. Pero el interés del bono ha llegado a superar el 3% esta semana. Un fuerte repunte del 30% en sólo cuatro sesiones, que siguen a la última reunión del BCE en la que el organismo confirmó que en julio realizará su primera subida de tipos en once años. A principios de 2022, el bono cotizaba al 0,5%.

Esta advertencia de mercado -que se repitió en otros mercados europeos- obligó al BCE a una cita de urgencia para recordar que no permitirá que las primas de riesgo se salgan de control. Y aunque no hay detalles de su plan, el gesto ha provocado que el referente español cayera hasta los 107 puntos básicos, desde los 137 que alcanzaba en los momentos más tensos de la semana.

Fuentes del Ministerio de Economía reconocen que las emisiones se encarecerán algo en los próximos años, como en el resto de países de la región. Pero defienden que la estrategia de Hacienda «ha permitido preparar la cartera para la normalización de la política monetaria». Los datos respaldan la teoría, pero el desafío ahora es convencer a los inversores. En concreto, Hacienda ha conseguido ampliar la vida media de la cartera hasta los 8,10 años y el coste de los intereses de la deuda sobre los ingresos ha bajado hasta el 5% en 2021, un nivel similar al de principios de 2009. El máximo, en la anterior crisis de la deuda , alcanzó el 9,2%.


Sp grp1

No todas las noticias en el sitio expresan el punto de vista del sitio, pero transmitimos estas noticias automáticamente y las traducimos a través de tecnología programática en el sitio y no desde un editor humano.
Botón volver arriba