Skip to content
La Bolsa se desploma un 3% por temor al conflicto en Ucrania


El Palacio de la Bolsa de Madrid registró ayer el mal devenir de los mercados. ef

Esta es la mayor caída en dos meses tras la aparición de Ómicron, a la espera de la decisión que tome la FED sobre tipos en EE.UU.

Madrid. La tensión entre Ucrania, Rusia y los países aliados de la OTAN (con Estados Unidos a la cabeza) se ha trasladado a los movimientos de inversores de todo el mundo, siempre tan sensibles a cualquier conflicto bélico que se pueda estar gestando. Las bolsas de valores de todo el mundo cayeron este lunes con fuerza a la espera de los movimientos de Moscú y Washington. Aunque la escalada de declaraciones y movimientos en torno a la frontera ucraniana llevó a mercados como el español a perder casi un 3,2% de su valor en un solo día de negociación.

Hacía casi dos meses que el Ibex-35 no se resentía como ayer. Luego, a finales de noviembre, la bolsa se desangró por la aparición de la variante Omicron del coronavirus, que entonces amenazó con propagarse rápidamente por el mundo desde Sudáfrica, con los consiguientes efectos en la economía. El selectivo español cayó ayer hasta los 8.417 puntos, una referencia que hacía más de un mes que no veía.

Todas las plazas internacionales vieron mermar su número, e incluso en algunos casos más que la española. Las bolsas europeas cerraron la sesión del lunes en ‘rojo’, con caídas del 2,6% en Londres, del 3,9% en París, del 3,8% en Fráncfort y del 4% en Milán. En Estados Unidos, Wall Street comenzó la jornada con pérdidas del 2%.

Los analistas apuntan como detonante la tensión ante una posible invasión de Ucrania por parte de las tropas rusas, lo que, a su vez, podría generar presión en el precio del petróleo e impactar en la inflación. Por ahora, el crudo se mantiene estable e incluso registra algunos retrocesos. Ayer mismo, el barril de Brent se cotizaba en torno a los 85 dólares, un 2% menos que el pasado viernes.

Pero, además, la semana estará marcada por la primera reunión de la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed) del año, en la que se podrán adelantar nuevas claves de la subida de tipos en el país. Cualquier avance respecto al calendario previsto, en el que los inversores esperan subidas del precio oficial del dinero hacia mediados de año y no ahora, también mete presión en el parqué.

En este contexto, los valores vinculados a sectores industriales fueron los que más sufrieron los redobles de guerra en Europa del Este. Suelen ser las empresas más afectadas en caso de conflicto como el que se avecina en Ucrania. Así, Grifols perdió un 7,5%, Acerinox un 7,4% y ArcelorMittal se fue un 6,6%.

Los grandes valores del selectivo español tampoco se libraron de la sangría. Las acciones de Banco Santander cayeron un 4,5%; los de BBVA lo hicieron en un 3,5%; CaixaBank se deja un 3%; Repsol rindió un 2,2%; e Iberdrola el 1,7%.

Movimientos en ‘telecos’

La evolución de la Bolsa podría haber sido peor si no hubiera mediado la cotización de Telefónica, el único gran valor bursátil que cerró la sesión en positivo. Las acciones de la operadora subieron un 0,4% tras el movimiento de Criteria Caixa, que ayer anunció la compra de otras 30.000 acciones de Telefónica a 3,99 euros en la que es la mayor operación que el inversor catalán ha realizado en lo que va de año con las acciones de la operadora. Cada acción vale cuatro euros. Criteria ha comprado casi 200.000 acciones de Telefónica por 751.000 euros en lo que va de año.

Por otro lado, las acciones de Vodafone también subieron casi un 5% en Reino Unido, después de que la firma haya iniciado las negociaciones para la fusión de su división italiana con la filial en el país de Iliad. La integración daría lugar a un nuevo operador con una cuota del 36% del mercado móvil en Italia, con unos ingresos anuales cercanos a los 6.000 millones de euros. La ‘teleco’ exploró una fusión de su división británica con Hutchison Three.


Sp grp1

No todas las noticias en el sitio expresan el punto de vista del sitio, pero transmitimos estas noticias automáticamente y las traducimos a través de tecnología programática en el sitio y no desde un editor humano.