Jannah Theme License is not validated, Go to the theme options page to validate the license, You need a single license for each domain name.
Noticias locales

Yaël Braun-Pivet, un ascenso relámpago al escalón de la Asamblea Nacional

La primera mujer en ocupar este cargo bajo la Quinta República, la diputada renacentista Yaël Braun-Pivet, fue elegida presidenta de la Asamblea Nacional el martes.

Ella es la primera mujer en acceder a la percha. El diputado de Yvelines, Yaël Braun-Pivet, fue elegido presidente de la Asamblea Nacional el martes 28 de junio. Novata en política hace cinco años, tuvo un comienzo lento durante el caso Benalla y luego supo hacer aliados, una necesidad en el caldero de la nueva Asamblea.

A la oposición, el ministro de 51 años dijo, tras la pérdida de la mayoría absoluta en las elecciones legislativas: «Tendremos que trabajar juntos, tendremos que buscar mayorías de ideas» y «Todos somos responsables de esto». acción colectiva”.

Desde entonces, Yaël Braun-Pivet ha cambiado de posición, pero no de misión. Dejó el gobierno el sábado, luego de solo un mes y cinco días en el Ministerio de Ultramar, lo que le valió el enojo de varios funcionarios electos en estos territorios.

“He llevado el timón ante crisis, desde el terrorismo hasta la pandemia”

En 2017, el neodiputado fue elegido para la comisión de derecho cuando la tradición era nombrar a una persona con experiencia. Desde entonces, el representante electo de Yvelines se ha convertido en una figura imprescindible en el Palais Bourbon. “Yo sostuve el timón ante las crisis, desde el terrorismo hasta la pandemia”, sujetos de su encargo, argumenta.

Y elogiar su «nuevo método de trabajo, hecho de escucha» y «co-construcción», incluso con las oposiciones de las que supo hacerse apreciar. Las mujeres “deben triunfar en política sin imitar ni adaptarse a un modelo masculino”, la jueza Yaël Braun-Pivet.

Ex abogada criminalista, esta nativa de Nancy había dejado en suspenso su «vocación» para seguir a su esposo, un ejecutivo de L’Oréal, siete años en Taiwán y Japón, y criar a sus cinco hijos. De vuelta en Francia, se involucró en Restos du Coeur, creando consultas gratuitas con abogados y un centro de acogida en Yvelines. Su pertenencia a En Marche, después de haber “votado siempre al PS [Parti socialiste]»- es una «extensión»: «en acción, sin quedarse en posturas».

Sus primeros pasos le habían valido un juicio «en amateurismo» por parte de la oposición pero también de los representantes electos de la mayoría. Sin embargo, supo luego dejar su huella con visitas colectivas de campo, en particular a una treintena de establecimientos penitenciarios.

Hasta el verano de 2018 cuando fue un aguacero: la comisión de investigación sobre la excolaboradora del presidente Alexandre Benalla, de la que fue coponente, estalló tras la retirada de la oposición. Varios diputados acusan a Yaël Braun-Pivet de «proteger» el Elíseo, calificándolo el rebelde Alexis Corbière de «Benalla de la Asamblea Nacional».

Blanco de amenazas antisemitas e insultos sexistas en las redes sociales, Yaël Braun-Pivet dirá unos meses después que su “posición era insostenible desde el principio”.

«No es lo mío ser aburrido y autoritario»

Si sus cualidades humanas –“cálidas”, “no retorcidas”– son bien recibidas, a veces se la critica por ser demasiado “agradable”. «No es lo mío ser aburrido y autoritario», responde Yaël Braun-Pivet.

Este descendiente de «inmigración eslava, judía polaca y judía alemana, con abuelos que entraron en Francia con visas de turista» en la década de 1930, prefiere los debates internos a las luchas públicas.

Obstinada, Yaël Braun-Pivet se comprometió con fuerza en 2021 a favor del proyecto de ley de Olivier Falorni que autoriza la eutanasia. También buscó avanzar en la renovación de la vida democrática.

La diputada tampoco ha ocultado nunca sus ambiciones en macronie, presentándose en 2018 para el puesto antes de retirar su candidatura frente a Richard Ferrand que, sin embargo, había dicho, «no encarna la renovación». “Se está tomando la revancha”, desliza una fuente del Gobierno, mientras Richard Ferrand sale vapuleado en las urnas.

Su rechazo en 2018 a la inclusión del derecho al aborto en el preámbulo de la Constitución la alcanzó el fin de semana, tras el cuestionamiento del derecho al aborto en Estados Unidos. «No hay que blandir miedos» en Francia, aseguró entonces.

Con AFP


France 24

No todas las noticias en el sitio expresan el punto de vista del sitio, pero transmitimos estas noticias automáticamente y las traducimos a través de tecnología programática en el sitio y no desde un editor humano.
Botón volver arriba