Skip to content
«’Viaje al centro de la TV’ es una anomalía del archivo de TVE»


José María Íñigo y Lola Flores.

El formato de La 1 recuerda esta noche al periodista José María Íñigo con una entrega dedicada a sus grandes programas

J. MORENO Madrid

Buceando en el vasto archivo de RTVE prosigue este verano el equipo de ‘Viaje al centro de la televisión’, el espacio de La 1 que viaja al pasado para traer al presente lo mejor y más desconocido de la pequeña pantalla. En la entrega emitida esta noche por el canal público (22.25 horas), el formato ahonda en la figura del fallecido periodista José María Íñigo con un recorrido muy especial por sus espacios más emblemáticos, como ‘Esta noche…fiesta’, ‘ Directísimo’ o ‘Open Studio’. “Es uno de mis favoritos. Íñigo ha estado en tantos programas importantes, hacía tan bien las entrevistas y había tantas actuaciones musicales, que se ha quedado un capítulo muy completo», admite el director y creador de ‘Viaje…’ , el periodista Pedro Santos.

La televisión pública estrenó hace siete días la duodécima temporada de este formato, producido íntegramente por TVE, en horario de máxima audiencia y con gran éxito a pesar de las vacaciones de verano: más de un millón de espectadores y un 10,1% de cuota de pantalla. Es el ‘prime time’ más visto de La 1 en lo que va de agosto, un aval que también se traslada a otros tipos de consumo como YouTube. En la plataforma, el especial dedicado a la música pop de los años 70 alcanza casi los tres millones de reproducciones. “Es un programa muy visto en internet”, agrega Santos, quien también destaca la gran cantidad de seguidores que tiene en Latinoamérica.

Para la nueva temporada, el programa recorrerá la historia de la copla (‘Y olé’) o los diferentes espacios dedicados a los más pequeños (‘Programación infantil’). No faltará una recopilación de las mejores imágenes que ha brindado la crónica social (‘Con todo el corazón, corazón’) o el antes y el después de nuestros cantantes (‘Que el tiempo no te cambie’).

También habrá nuevas ‘Joyas del Archivo’, con primicias de celebridades, tomas descartadas y documentos raramente vistos o nunca antes vistos. Entre ellos, habrá un estreno televisivo poco conocido de Dani Rovira o Chanel durante un cameo en la serie ‘Águila Roja’. Para este episodio, el equipo de ‘Journey…’ descubrió un casting para ‘La bola de cristal’, con aspirantes compitiendo contra la presentadora finalmente elegida, Alaska.

En este sentido, continuarán los capítulos monográficos sobre personalidades como Julio Iglesias y Camilo Sesto, así como una entrega especial dedicada a los ‘Pioneros de la TV’. “Era un tema que teníamos pendiente con todas esas mujeres que hacían grandes la televisión en momentos en los que había intereses para que no fueran las protagonistas”, explica la periodista. Además, el cineasta Santiago Segura seguirá poniendo voz a las nuevas entregas.

Porque para ‘Viaje…’, según su creador, aún queda material por descubrir y difundir. En los últimos años, el archivo de la corporación ha venido recibiendo imágenes de los centros territoriales y digitalización de piezas informativas “que estaban en cintas fílmicas” y tienen “buena calidad”. “Aún queda un margen de programas al minuto para que podamos seguir alimentándonos”, confiesa Santos.

En 2023, el espacio cumplirá diez años, un récord para un formato de este tipo. “’Viaje al centro de la TV’ es una anomalía del archivo”, dice su creador. El programa llegó en verano de 2013 como una innovadora apuesta por el pasado de la televisión pública y, a pesar de los cambios de horario, mantuvo una fiel y exigente comunidad de seguidores. Así, ‘Viaje…’ trabajó con cintas que tuvieron que pedir a los documentalistas. Una década después, la tarea se ha simplificado al contar con un sistema de búsqueda interno. El programa tiene alrededor de cinco editores y dedica un promedio de dos meses y medio a cada episodio.


Sp grp1

No todas las noticias en el sitio expresan el punto de vista del sitio, pero transmitimos estas noticias automáticamente y las traducimos a través de tecnología programática en el sitio y no desde un editor humano.