Jannah Theme License is not validated, Go to the theme options page to validate the license, You need a single license for each domain name.
Noticias locales

Susto con Argelia: se corta parcialmente el suministro de gas por una avería


Instalación de gas en Argelia. / RC

El fallo en la planta argelina de Beni Saif provoca una disminución del suministro que ya se ha restablecido, pero que muestra la fragilidad energética de España en un contexto general de miedo en Europa

José María Camarero

Un «glitch» técnico en el peor momento posible. Así ha ocurrido este domingo por la mañana en la conexión de gas entre Argelia y España, un problema que ha provocado «el parón momentáneo» del gasoducto que une ese país con Almería a través del Mediterráneo. El fallo se ha producido durante dos horas en el lado argelino y desde entonces se ha restablecido.

Fuentes de Enagás -empresa encargada de gestionar el sistema gasista español- insisten en que “no se ha interrumpido el suministro en ningún momento”. También lo confirman desde el Gobierno. Sin embargo, este inesperado corte ha hecho saltar todas las alarmas en un momento delicado como el que vive el sector energético. Mientras la Unión Europea pide a España «solidaridad» con otros socios recortando su consumo de gas para este invierno y poder llevarlo a otros países, el Gobierno ha rechazado esta posibilidad, demostrando que España «ha cumplido con sus deberes en materia energética». ”.

Según la información recibida de Medgaz, el problema se debió a «unas labores rutinarias de mantenimiento en la Estación Compresora de Beni Saaf», cuando se produjo un cese momentáneo de los caudales que parten desde la planta de Argelia hacia la Conexión Internacional de Almería.

Esta contingencia ha provocado una disminución, y no el fin, de los flujos que entran en España por dicha Conexión Internacional. “El caudal mínimo ha sido de 704.000 metros cúbicos por minuto (Nm3/min), unos 200.000 menos de lo habitual”. Enagás insiste en que en el sistema gasista español “no se ha producido ninguna afectación a la seguridad de suministro, no ha habido ningún motivo técnico que haya producido esta situación, ni ha sido necesaria ninguna actuación para solucionarla”.

El sorpresivo recorte no ha ido más lejos esta vez ni ha tenido consecuencias para la oferta. Pero este tipo de episodios fueron los primeros en los que Rusia se vio involucrada desde fines del verano pasado con el resto de Europa, utilizando problemas técnicos y otras contingencias para reducir el suministro. En el caso de Argelia, sigue siendo clave para el consumo español de gas: hasta junio aportó casi una quinta parte del gas que llegaba a la Península, a través del Mezgaz.

Es prácticamente la mitad de lo que aportó hasta 2021 gracias a esa infraestructura y al gasoducto que traía gas por Marruecos y el Estrecho de Gibraltar, una opción cerrada desde Argel por la crisis diplomática que tienen con Rabat. En el caso español, la nueva posición de la Moncloa respecto a la autonomía del Sáhara Occidental, alineada con Marruecos, ha levantado el enfado en Argelia, aunque hasta ahora no se había producido ningún incidente en el suministro de gas con España.

El gasoducto de Mezgaz, que une Argelia con la costa de Almería, tiene una capacidad de más de 10.000 millones de metros cúbicos al año. El de Marruecos, que también controla Argelia, casi otros 10.000. Fueron, hasta finales del año pasado, la principal inyección de gas para España. Con el corte marroquí, el sistema ha utilizado las seis plantas de regasificación que España tiene en varios puertos para poder abastecerse. En estos meses, desde que comenzó la guerra en Ucrania, Estados Unidos se ha convertido en el principal proveedor de gas de España.


Sp grp1

No todas las noticias en el sitio expresan el punto de vista del sitio, pero transmitimos estas noticias automáticamente y las traducimos a través de tecnología programática en el sitio y no desde un editor humano.
Botón volver arriba