Jannah Theme License is not validated, Go to the theme options page to validate the license, You need a single license for each domain name.
Noticias locales

«Ser una figura de culto que no puede vivir de ello es muy elogiado en España»


Leiva afirma que ha tenido un «importante compromiso» con la canción de este disco. / ruben martin

Leiva / Cantante y productora musical

Con la inquietud creativa por bandera e involucrado en varios proyectos, Leiva vuelve a la carretera con su quinto disco, ‘Cuando te muerdes el labio’

Leiva va descubriendo las trampas de un jardín. Porque en sus escasos ratos libres ha desarrollado una faceta de jardinera que disfruta mucho. “¡Roca y huerto!” ella dice. En su casa de la sierra, hace una pausa entre conciertos para presentar su quinto disco, ‘Cuando te muerdes los labios’, un compendio de colaboraciones que son un canto -perdonen lo obvio- a la amistad y las cosas que se hacen para divertirse.

-El tiempo, los miedos y las consecuencias de las relaciones, para bien o para mal. ¿Son esos los tres temas predominantes en el disco?

-Sí. Es un álbum que está escrito en unos años muy extraños. Lo escribí y lo grabé en medio de una pandemia y viviendo en Latinoamérica.

-Un viaje de ida y vuelta único.

-Pasé el confinamiento en casa, en España y luego regresé a la Ciudad de México por otros cuatro meses. Escribí mucho allí, grabé el disco y me fui al desierto, a un pueblo de Texas que se llama Screw. La distancia, el tiempo, la sensación de desarraigo y vulnerabilidad a todos los niveles, está evidentemente en el disco. También la fraternidad y la amistad y poder compartir un disco con tantos amigos.

-El resultado es un menos es más aplicado a cada canción; más detallado, pero más simple en términos de capas. ¿Eso también es fruto del tiempo?

Siempre he estado persiguiendo eso. Al final, las canciones son las que marcan los caminos. Puedes tener un sonido para un registro en papel, pero las canciones lo permitirán o no. Llevo años intentando conseguirlo, pero por primera vez me han permitido contar las cosas con los mínimos elementos posibles. La producción es de gran importancia en este álbum; la mirada española de Carlos Raya y la de Adanowsky. Estábamos en un ‘estado de ánimo’, un estado de ánimo muy similar; tratar de sacar cosas de una guitarra y una voz y cualquier elemento que entrara tenía que jugar un papel muy importante o sino se lo quitaba. Queríamos que la belleza estuviera presente en los pocos elementos. Siento que hay belleza en ello y lo hemos logrado.

-Y de repente coges el teléfono y llamas a 14 personas, 14 amigos para cantar contigo.

-Fue algo muy orgánico. Me di cuenta que me iba de México o de Argentina y lo que escuché en el avión eran ellos. Silvana, Daniela Spalla, Zoe Gotusso… Había algo ahí que me conmovía. Un día pensé; lo que quiero es hacer música con ellos, por una razón casi egoísta. Contagiarse de ellos. Lo necesitaba. Fue muy acrobático, porque no quería hacerlo a distancia y se podía hacer.

-Has usado el verbo desear. Cuando entras en el estudio para hacer lo que realmente quieres, ¿es porque puedes permitirte ciertas licencias?

-Tengo que decir que siempre hice la música que quise. Nunca pagué peajes por presiones externas. En este caso me he permitido el lujo de hacer el disco que más me emocionaba y más me divertía. Y esa palabra es importante. Siempre he trabajado como un proceso algo sufrido, de cierta vulnerabilidad. Ya he tenido muchos discos, no sé si he grabado 15 o 20, y he logrado divertirme. Que sea algo libre, donde hayamos probado muchas cosas y haya aprendido mucho.

Respeto

«De lo único que puedo presumir es de tener buenos amigos en la profesión»

-El viaje vital y sonoro hacia América Latina, ¿es un proceso natural para quienes parten del rock en español?

-Creo que sí. Con Sloth lo hicimos muy mal en no salir. Éramos dos chicos del barrio a los que les costaba mucho vivir de la música. Cuando las cosas empezaron a irnos bien en nuestro país, llegó el momento de hacer las maletas y marcharnos. Pero queríamos disfrutarlo y por error tomamos la decisión de quedarnos. Es una cuestión lógica para tender puentes, por amistades que tenemos, por referentes musicales. No es natural que no te vayas con tu música, con tus compañeros del otro lado del charco. Lo siento como un asunto más vital que racional.

responsabilidad vs diversión

-¿Te imaginas terminar teniendo nueve personas en el escenario viviendo de tu música?

-No, porque lo mío ha sido una consecuencia, no un fin. No me imaginaba con cuatro trailers de gira como estamos ahora. Pensé en hacer canciones, tocar en un club y que a mis amigas de pelo largo les gustaría. Es lo que quería. No me imaginaba tocar en lugares grandes, porque ni siquiera en mi barrio estaba bien visto. Tenía cierto prejuicio con trascender. Cuando empiezas a jugar en lugares muy grandes se pierden cosas por el camino, a medida que crece la responsabilidad va en detrimento de la diversión, pero es un privilegio.

-¿El rock y el pop siguen siendo considerados géneros menores frente a otros estilos más minoritarios o elitistas?

-Sí. Al final, las cosas de culto generan respeto ‘ipso facto’. Cuando el grupo que te gusta empieza a escuchar a tu vecino, para ti se vuelve vulgar. Sucede con el pop y el rock. Eso está muy bien tratado en España: que te vaya mal, que seas una figura de culto pero no puedas vivir de ello, es muy alabado en nuestro país. Y que lo hagas bien está muy penalizado. Las generaciones más jóvenes son más libres, tienen menos prejuicios. Venimos de generaciones donde lo que no es culto es barato, y es un look muy elegante.

¿Sientes que te has ganado el respeto del sector? ¿Cuidados?

-Deberías preguntarle a los demás. No estoy persiguiendo el respeto. Cuando era más joven buscó la aprobación de los mayores y del sindicato. Ya no. De lo único que puedo presumir es de tener muy buenos amigos en la profesión. Y para mí eso es suficiente.

-Como balance de todo lo anterior; ¿Cómo va?

-Bueno, mira, estoy algo inspirado y feliz, pero creo que me falta serenidad. Siento que estoy en un momento hermoso, pero anhelo un poco de calma.


Sp grp1

No todas las noticias en el sitio expresan el punto de vista del sitio, pero transmitimos estas noticias automáticamente y las traducimos a través de tecnología programática en el sitio y no desde un editor humano.
Botón volver arriba