Jannah Theme License is not validated, Go to the theme options page to validate the license, You need a single license for each domain name.
Deporte

Selección española: Así se rompió el idilio entre Rubiales y Luis Enrique


«Estamos exactamente igual que en el Mundial de Rusia. No hemos evolucionado». Esta frase se escuchó nada más terminar el partido entre España y Marruecos y que supuso el adiós de la selección al Mundial. Lo que se reflejaba en la hierba era lo que los federados desplazados a Doha observaban desde dentro de la concentración. La confianza fue desapareciendo a medida que avanzaba la cita de Qatar, pero la forma de conseguir la eliminación fue el paso definitivo para saber que el ciclo de Luis Enrique había terminado.

La confianza en el asturiano había sido total desde el momento en que fue presentado como nuevo entrenador hace cuatro años. Luis Enrique fue una elección personal de Rubiales y siempre ha creído que era el entrenador capaz de llevar al equipo a lo más alto. De hecho, en cuanto se sintió con fuerzas, el técnico volvió a ocupar su sitio en el banquillo español. Siempre ha sido el que ha marcado el ritmo.

El problema es que ahora ese ritmo ya no era el mismo. Rubiales, presente en la concentración desde la primera hasta la última jornada, ha sido testigo en primera persona de todo lo que ha sido el trabajo del técnico en el día a día. Junto a, Molina, director deportivo. Nadie ha tenido que decirles lo que pasó. Lo han visto.

La conclusión a la que han llegado es que ya no le quedaba mucho camino por recorrer., que el proyecto estaba agotado. No han gustado algunas de las escenas vividas en Qatar, pero sobre todo el rendimiento del equipo. Lo que le ha rodeado ha podido influir, pero sea el sello de Luis Enrique, afilado, eso sí.

El asturiano ha gozado en todo momento de total libertad, derivada de la plena confianza que ha existido en su obra. Ha ordenado todo tal y como él quería. Ha hecho un grupo y ha considerado un equipo a todos los que estaban en el día a día. En los últimos días, muchos de los que lo rodeaban habían comenzado a notar cosas y circunstancias fuera de lo común.habitual.

La Federación considera que su etapa ha sido positiva, pero también reconocen que se podría haber conseguido algo más, sobre todo en esta cita en Qatar. Esa libertad que ha tenido para hacer y deshacer no se ha correspondido con los resultados esperados y todo ha desembocado en un adiós un técnico que se mostró satisfecho con que los futbolistas cumplieran lo ordenadoalgo que la Federación no ha considerado suficiente.

Además, los capítulos en streaming, la penúltima rueda de prensa… han podido más que en la creencia de que el asturiano es un buen entrenador. Su carácter lo ha traicionado, pero al fin y al cabo ha sido fiel a sí mismo.




marca Sport-Sp

No todas las noticias en el sitio expresan el punto de vista del sitio, pero transmitimos estas noticias automáticamente y las traducimos a través de tecnología programática en el sitio y no desde un editor humano.
Botón volver arriba