Jannah Theme License is not validated, Go to the theme options page to validate the license, You need a single license for each domain name.
Noticias locales

Muere en Málaga el maestro del realismo Antonio Blanca Sánchez


Antonio Blanca, en su estudio dibujando a su hija María.

El artista formó parte del grupo de pintores malagueños que alcanzaron el reconocimiento en los años 80 con un “sueño de realismo” a contracorriente de las tendencias abstractas del momento

regina sotorrio

Reprodujo lo que vio con una precisión milimétrica asombrosa, ya fuera pintando el impacto de un puño en la cara de un boxeador o los restos del Titanic. Pero su obra no fue una simple fotografía al óleo. Envolvió la imagen perfecta de una atmósfera singular en una especie de ‘realismo mágico’ pictórico. Esa realidad se encuentra ahora sin uno de los mejores observadores de él. Antonio Blanca Sánchez ha fallecido esta mañana en Málaga a los 64 años tras una larga lucha contra la insuficiencia renal.

Nacida en Jerez pero criada en Málaga, Blanca Sánchez formó parte del grupo Realistas Malagueños que alcanzó proyección y reconocimiento nacional e internacional en la década de los 80. Junto a Robles Muñoz, Fermín Durante, Barberán y Antonio Molero, lideró un movimiento del sur de Andalucía que iba a contracorriente de las tendencias abstractas que triunfaban en la época. “De hecho, nos considerábamos la vanguardia de la pintura”, dice Barberán, su amigo y casi su hermano tras toda una vida juntos en el oficio. Una vez que el arte había evolucionado hacia diferentes lenguajes, recogieron el testimonio del realismo impresionista de los grandes maestros para ir más allá. «No se trataba de copiar una naturaleza muerta. Era otra cosa, un ensueño de realismo», añade.

El reconocimiento, como a tantos otros, le esperaba fuera de Málaga. «Aquí está más alejado de la pintura figurativa», dice Barberán. La obra de Antonio Blanca se ha expuesto en Bruselas, París, Londres, Nueva York, Miami, Chicago y Lisboa. En Málaga, el lugar de eterno retorno de su arte fue la Galería Benedito, a la que estuvo vinculado desde un principio.

Precisamente la sala del Niño de Guevara exhibe ahora una colectiva de ‘Maestros del realismo’ (hasta el 9 de noviembre) en la que se nota su ausencia. Durante meses su salud le impidió dedicarse a lo que durante décadas fue su pasión y su dedicación a tiempo completo. «Antonio Blanca fue el gran maestro. Y al final, lo que son las cosas, se ha muerto recién con la exposición recién inaugurada como si fuera un homenaje», expresa la galerista Eugenia Benedito.


Sp grp1

No todas las noticias en el sitio expresan el punto de vista del sitio, pero transmitimos estas noticias automáticamente y las traducimos a través de tecnología programática en el sitio y no desde un editor humano.
Botón volver arriba