Jannah Theme License is not validated, Go to the theme options page to validate the license, You need a single license for each domain name.
Noticias locales

Málaga – Costa del Sol | A medida que aumentan los costes de la energía en España, las empresas de hostelería dicen que les resulta difícil hacer frente a los gastos adicionales


Adolfo Ruiz pensó que debía haber un error cuando su factura se duplicó con creces. / migue fernandez

El aumento masivo de las facturas energéticas ha golpeado a las empresas del sector duro; por la naturaleza de su negocio no tienen más remedio que utilizar la electricidad en los momentos más caros del día

JUAN CANO málaga

La factura de la luz de Adolfo Ruiz de agosto fue un shock. En julio había pagado 1.200 euros por su restaurante en Málaga, pero tan solo un mes después la factura se había más que duplicado, hasta casi los 3.200. “Pensé que debía ser un error, pero la empresa me dijo que era un impuesto del gobierno y que no podía hacer nada al respecto”, dijo a SUR.

Según las eléctricas, este nuevo ‘impuesto’ es consecuencia del tope en el precio del gas. Aunque esa medida se introdujo para reducir las facturas energéticas, para el sector de la hostelería y otros las ha encarecido mucho. El gobierno decidió pagar a las empresas la diferencia entre el costo real y el precio tope, y esto se incluye como un extra en las facturas de electricidad de los consumidores a menos que tengan un contrato de precio fijo anterior al 26 de abril de 2022.

Para dueños de negocios como Ruiz, es un gran problema. “Me va a costar entre 15.000 y 20.000 euros hasta final de año; ese es el salario de alguien”, dijo.

Óscar Moreno, propietario del grupo granadino Aldente, tuvo que pagar 2.540 euros extra en agosto y si las cosas siguen así “no vamos a llegar a Navidad”, dijo. La factura de la luz de los nueve restaurantes del grupo ronda los 60.000 euros al mes. “No es sostenible”, se quejó.

La asociación Mahos de hostelería malagueña ha asegurado que el aumento masivo de la factura de la luz ha golpeado a las empresas del sector duro y que poco pueden hacer al respecto. Por la naturaleza de su negocio, no tienen más remedio que utilizar la electricidad en los momentos más caros del día.

«No es un gasto, es un ahorro»

Sin embargo, Germán Renau, portavoz del PSOE en Energía, ha defendido las medidas del Gobierno en un artículo en el que acusaba a las eléctricas de “manipular” y “engañar” a sus clientes.

“Los consumidores están pagando entre un 15% y un 20% menos de lo que pagarían si no se hubiera introducido el tope en el precio de la gasolina”, insistió. Dijo que las compañías están haciendo parecer que el cargo extra está encareciendo sus facturas, pero en realidad el costo de la electricidad utilizada más la compensación para las compañías es menos de lo que habría costado la energía sin el límite en el gas. precio.

La Unión de Consumidores de OCU pareció estar de acuerdo y dijo que las empresas que operan en el mercado libre “no están siendo transparentes en sus comunicaciones”, porque el tope en el precio del gas “rebaja la factura alrededor de un 10-15%, aunque lo que en realidad es lo que hace es moderar la subida porque los precios han seguido subiendo”.


Sp grp1

No todas las noticias en el sitio expresan el punto de vista del sitio, pero transmitimos estas noticias automáticamente y las traducimos a través de tecnología programática en el sitio y no desde un editor humano.
Botón volver arriba