Skip to content


Olga Hoidosh salió de Ucrania este mes con sus dos hijos y hermanos para escapar de la guerra pero, solo 20 días después, decidió regresar a su hogar en la ciudad occidental de Ternopil para estar con su esposo.

“En Polonia nos acogieron pero tuve que volver”, cuenta a Efe poco después de llegar a Lviv procedente de Polonia, donde dejó a sus dos hijos en edad escolar con una amiga.

“Antes de la guerra, mi esposo se rompió ambas piernas en una caída y no puede caminar. Además de eso, está en edad de reclutamiento militar, por lo que no puede salir de Ucrania”, agrega.

(…)


efe

No todas las noticias en el sitio expresan el punto de vista del sitio, pero transmitimos estas noticias automáticamente y las traducimos a través de tecnología programática en el sitio y no desde un editor humano.