Skip to content
Lo que no sabes de Israel Galván, el bailaor más transgresor’





Israel Galván de los Reyes, conocido artísticamente como Israel Galván, es una bailaora y coreógrafa de flamenco con una trayectoria impecable. Nacido en Sevilla en 1973, de padres bailarines, José Galván y Eugenia de los Reyes, creció en ese mundo.

precisamente en Sevilla desarrolla el tercer capítulo de ‘Caminos del flamenco’. La presentadora del espacio, la cantante Miguel Poveda, charlará con el bailarín y nos contará cómo se expresa, qué siente, cómo habla, cómo piensa a través de la danza.






El bailaor Israel Galván en el programa ‘Caminos del flamenco’ RTVE

Israel Galván, auténtico innovador del género

El bailaor nos deleitará con sus tacones en las famosas ‘setas’ de Sevilla, como se conoce al proyecto Parasol Metropol en una actuación del programa ‘Caminos del Flamenco’ de La 2.

Israel, aunque empezó a bailar con tan solo 5 años de la mano de sus padres, no fue hasta 1994, con 21 años, cuando pasó a formar parte de la recién creada Compañía Andaluza de Danza, dirigido por mario maya, iniciando así una trayectoria imparable marcada por importantes premios flamencos y de baile, tanto a nivel nacional como internacional.

Sus tres primeros premios importantes fueron Premio Vicente Escudero en el Certamen Nacional de Arte Flamenco de Córdoba en 1995, Premio ‘El Desplante’ en el Festival Internacional del Cante Las Minas de La Unión en 1996, y el Premio del I Certamen de Jóvenes Intérpretes en la IX Bienal de Flamenco de Sevilla también en 1996. Diez años después, en 2005, obtuvo el premio nacional de danza en la categoría de creación, otorgado por el Ministerio de Cultura.

Pese a ganar muchos premios como bailaor flamenco, Galván se confiesa Miguel Poveda en una entrevista a corazón abierto, cómo fue ese camino hasta romper con los esquemas de la danza tradicional.

“Soy una persona tímida, no hablo muy bien, y el baile me ha ayudado a expresarme y ser libre”. El bailaor le cuenta que un día se levantó y decidió inventar su propio lenguaje para tener la libertad que no tuvo de niño. Se dijo a sí mismo: “ahora voy a bailar como yo quiero”, y en la entrevista responde a quienes han criticado su estilo.

“La gente decía que el flamenco no era, ni era baile, yo estaba en tierra de nadie, pero era la búsqueda de mi propio lenguaje, porque bailaba para mí”. “Y no me duele que me digan que no es flamenco, porque sé que lo es, es lo que viví de niño y lo tengo como una cadena anclada a mí”.

El día que le ofrecieron su propio espectáculo para la Bienal de Sevilla fue cuando realmente «mostró las cosas que quería contar sobre bailar bien o bailar mal».

No te pierdas su actuación.

Actuación de Israel Galván en Caminos del flamenco


Sp grp1

No todas las noticias en el sitio expresan el punto de vista del sitio, pero transmitimos estas noticias automáticamente y las traducimos a través de tecnología programática en el sitio y no desde un editor humano.