Jannah Theme License is not validated, Go to the theme options page to validate the license, You need a single license for each domain name.
Política

Las soluciones de gases fluorados son fundamentales para lograr nuestros mayores objetivos ambientales: POLITICO


La UE continúa sirviendo como modelo para el mundo en el avance de la sostenibilidad con sus muchos objetivos climáticos y ambientales ambiciosos descritos en políticas como el Acuerdo Verde de la UE, REPower EU, la Directiva de Eficiencia Energética y la Directiva de Eficiencia Energética de los Edificios. Tales políticas han catalizado una mayor discusión entre otras importantes naciones emisoras de carbono, incluido Estados Unidos, que recientemente adoptó una nueva legislación, como la Ley de Reducción de la Inflación, que está comenzando a tener un impacto real en la capacidad del país para alcanzar el cero neto.

Los audaces objetivos climáticos establecidos en las políticas de la UE solo pueden lograrse mediante el poder de la química y la innovación. Requieren que analicemos el impacto total de las soluciones a lo largo de su ciclo de vida. Y requieren que los consumidores, las empresas y los gobiernos tengan todas las herramientas disponibles en su caja de herramientas.

Los gases fluorados (gases F) son una de esas soluciones, que respaldan los objetivos clave de la UE al alejar la calefacción y la refrigeración del uso de combustibles fósiles hacia soluciones energéticamente eficientes. Los gases F son las alternativas superiores para la gestión térmica, ya que ofrecen una combinación única de sostenibilidad, seguridad y rendimiento en aplicaciones críticas.

Los gases F son las alternativas superiores para la gestión térmica, ya que ofrecen una combinación única de sostenibilidad, seguridad y rendimiento en aplicaciones críticas.

Los gases fluorados continúan apuntalando nuestro mundo moderno y mejorando nuestra vida diaria, al mismo tiempo que nos ayudan a cumplir con nuestros objetivos climáticos y de sostenibilidad para asegurar un mañana mejor. La cantidad de formas en que los gases fluorados agregan valor a la sociedad y la vida diaria, al tiempo que brindan contribuciones significativas para un futuro más sostenible, son casi demasiadas para nombrarlas:

• Los gases fluorados garantizan la sostenibilidad de la transformación digital. La UE necesitará mejorar la eficiencia energética y tecnologías de enfriamiento de bajo consumo de agua para sus centros de datos de próxima generación. Los gases F de bajo potencial de calentamiento global (GWP) permiten nuevas tecnologías, como el enfriamiento por inmersión en dos fases, que pueden reducir el uso de energía de enfriamiento, las emisiones de CO2 y el consumo de agua de los centros de datos en más del 90 %, mientras se utiliza un 60 % más pequeño. huella en comparación con la tecnología tradicional de refrigeración por aire. Los gases fluorados también se utilizan en la producción de semiconductores, uno de los elementos clave de la digitalización de la UE.

• Los gases F permiten la eficiencia energética y de recursos en la construcción y renovación y también son fundamentales para las bombas de calor, que se han convertido en una tecnología cada vez más reconocida para reducir las emisiones de los hogares al tiempo que proporcionan una solución versátil de calefacción y refrigeración. Los edificios representan el 40 por ciento de la energía consumida en la UE (así como el 39 por ciento de la energía consumida en los EE. UU.). El objetivo de la UE de «no dejar a nadie atrás» especifica la necesidad de ayudar a 50 millones de consumidores en la UE que luchan por mantener sus hogares adecuadamente cálidos y seguros (a prueba del clima)

• Además, los gases fluorados se han utilizado ampliamente como agentes de soplado de espuma aislante debido a su eficiencia, rendimiento técnico y no inflamabilidad. Estos productos ayudan a reducir el consumo de energía en los hogares de la UE, y su GWP muy bajo significa que cualquier emisión de agente espumante que ocurra durante el proceso de soplado de espuma tiene un impacto extremadamente pequeño en el calentamiento global.

• En una era en la que las cadenas de frío efectivas y eficientes nunca han sido más críticas, los gases fluorados contribuyen a las cadenas de valor de alimentos y frío sostenibles para garantizar la distribución segura de vacunas y productos farmacéuticos, mejorar la seguridad alimentaria y minimizar el desperdicio de alimentos. Los gases fluorados ofrecen estabilidad de temperatura superior y capacidades de refrigeración de transporte en comparación con otras alternativas. Esto es cada vez más crítico en un mundo que solo enfrentará la creciente probabilidad de pandemias globales adicionales y un suministro de alimentos más ajustado en los próximos años.

La información y la educación, así como la regulación, juegan un papel clave en el logro de nuestros objetivos climáticos y ambientales, guiando el comportamiento de las empresas y los consumidores. Sin embargo, sin un debate abierto, transparente y basado en hechos para impulsar un enfoque regulatorio coherente, corremos el riesgo de socavar el propósito mismo para el cual se concibieron estas políticas emblemáticas. Al depender únicamente de una narrativa popular en lugar de la ciencia o los datos, podemos limitar sin darnos cuenta nuestra capacidad para aprovechar algunas de las soluciones que serán más críticas para ayudarnos a lograr nuestros mayores objetivos ambientales.

Un buen ejemplo: algunos han sugerido que los llamados ‘refrigerantes naturales’, pero en realidad, los gases industriales que incluyen propano, amoníaco y CO2, entre otros, son una alternativa superior a los gases F desde una perspectiva climática y de rendimiento, incluso sugiriendo que Los gases fluorados deberían estar sujetos a más regulaciones o prohibiciones absolutas. Sin embargo, los hechos simplemente no confirman esto. Por ejemplo, la Comisión Europea declaró en su propia evaluación que el propano no es un reemplazo viable debido a problemas de seguridad. Usar propano también significa ampliar nuestra dependencia de los combustibles fósiles y, en general, conduce a una menor eficiencia energética. También tiene un impacto real en la cantidad de carbono en nuestra atmósfera. Otras opciones, como el amoníaco, también presentan importantes riesgos para la salud, ya que son corrosivas para la piel, los ojos y los pulmones. La exposición a una pequeña cantidad es inmediatamente peligrosa para la vida y la salud, y también es inflamable en bajas concentraciones por volumen en el aire.

El camino hacia este futuro sostenible para la UE y para el mundo entero pasa por un enfoque basado en la ciencia, equilibrado y reflexivo sobre cómo elegimos nuestras soluciones climáticas más importantes.

La UE ha llegado a una encrucijada y ahora se enfrenta a una serie de decisiones críticas que pondrán a prueba si puede seguir siendo pionera y líder en la lucha contra el cambio climático y en trazar un rumbo hacia un futuro sostenible para todos sus ciudadanos y el generaciones por venir. El camino hacia este futuro sostenible para la UE y para el mundo entero pasa por un enfoque basado en la ciencia, equilibrado y reflexivo sobre cómo elegimos nuestras soluciones climáticas más importantes.




politico

No todas las noticias en el sitio expresan el punto de vista del sitio, pero transmitimos estas noticias automáticamente y las traducimos a través de tecnología programática en el sitio y no desde un editor humano.
Botón volver arriba