Skip to content
La ruina del fútbol: así quedó un estadio ucraniano tras sufrir un bombardeo ruso


La dureza de la guerra y el intenso bombardeo al que Rusia está sometiendo a Ucrania sigue dejando un panorama desolador en suelo ucraniano. Muchas ciudades ven sus plazas, calles y edificios prácticamente reducidos a cenizas. Naturalmente, el mundo del deporte también se ha visto afectado en este sentido.

Es el caso del estadio del FC Desna, en la ciudad de Chernihiv, un municipio de casi trescientos mil habitantes en el norte de Ucrania, a apenas ochenta kilómetros de la frontera con Bielorrusia. Las imágenes de su estadio, con capacidad para unos catorce mil espectadores, se viralizaron en las redes sociales para convertirse en fiel reflejo del aspecto desolador que deja la guerra a su paso.

Varias reconstrucciones

Los muros del estadio se convirtieron en un montón de escombros tras los bombardeos sufridos durante estos primeros días de marzo. Gradas en ruinas, vestuarios enterrados y ni rastro del césped donde juega habitualmente sus partidos el FC Desna, equipo de la primera división ucraniana. El estadio también es sede de la selección nacional femenina, que ya había fijado la fecha del 23 de abril de 2023 para jugar su partido de clasificación para el próximo Mundial contra Hungría.

La ruina del fútbol: así quedó un estadio ucraniano tras sufrir un bombardeo ruso

El estadio tendrá que ser construido de nuevo, casi piedra por piedra, cuando el conflicto ya sea parte de los libros de historia y no parte de la rutina diaria de los ucranianos como lo es hoy. No sería, en cualquier caso, la primera vez que se reconstruye el estadio, puesto que ya estaba gravemente dañado como consecuencia de la Segunda Guerra Mundial. Inaugurado en 1936 con capacidad para tres mil espectadores, sufrió daños irreparables que obligaron a una difícil reconstrucción durante la década de 1950. Luego se aprovechó para ampliar su capacidad a once mil asientos. Renovación que prosiguió en las últimas décadas hasta llegar a las catorce mil localidades de las que disfrutó hasta el terrible ataque aéreo de las fuerzas rusas.

«Más fuerte y mejor»

“Una vez más, los invasores de Moscú dispararon contra la infraestructura militar más peligrosa de la ciudad: el estadio del equipo de la ciudad”, informó irónicamente el club en sus redes sociales. «Las secuelas del bombardeo nocturno fueron terribles. Pero lograremos reconstruir todo esto, seremos más fuertes y mejores. Vecinos, vivirán con eso toda su vida. Victoria para la verdad, victoria para Ucrania», dijo el club ucraniano. declaración concluida.

Otro triste ejemplo de las tremendas consecuencias que una guerra, sea la que sea, sigue dejando a su paso. El estadio de Chernihiv, como Ucrania, se recuperará de una cruel y salvaje invasión. *




marca Sport-Sp

No todas las noticias en el sitio expresan el punto de vista del sitio, pero transmitimos estas noticias automáticamente y las traducimos a través de tecnología programática en el sitio y no desde un editor humano.