Skip to content
La mallorquina Aina Bauzá, camino de convertirse en la primera mujer balear en cruzar el Atlántico en solitario


marinero mallorquín Aina Bauza está ocupada preparándose y entrenando para convertirse en la primera mujer balear en cruzar el Atlántico en solitario en la Mini Transat 2023. Aina lleva toda la vida navegando y compitiendo desde que era muy pequeña. Proviene de una familia náutica y primero se hizo a la mar en Sa Rapita antes de unirse al club náutico de Palma y luego al Club de Vela Port d’Andratx hace unos seis años. ella le dijo a la Boletín que todos los clubes náuticos de la zona le están dando un gran apoyo porque todos consideran su proyecto mallorquín, ya que se embarca en hacer historia en la náutica de Baleares.

Sin embargo, antes de llegar a la línea de salida en septiembre del próximo año para el partido de ida de la Recorrido de 4000 millas desde Les Sables d’Olonne (Francia) a La Palma en las Islas Canarias, tiene que acumular algunas millas náuticas en su haber, unas 2.500 millas náuticas para poder optar a la Mini Transat.

Aina ya ha participado en el Regata Med en solitario, pero debido al mal tiempo solo pudo recorrer 560 millas. Así que entre agosto y septiembre espera poder completar los kilómetros restantes en competición. A finales de este mes estará compitiendo en Francia a bordo del Redò, el Mini de 6,5 metros que adquirió en enero, mientras continúa con sus preparativos.

Rehacer será un yate comprometido con la sostenibilidad con paneles solares y un motor eléctrico.

“Ya está aquí, ya podemos verlo y tocarlo. Pero todavía queda mucho trabajo por hacer”, ha dicho Aina, que se ha mostrado sorprendida por “la gran respuesta de mucha gente que me ha dado su apoyo” así como por la ayuda de “amigos y gente a la que ni siquiera conozco”. saber». “Me han ayudado a poner a punto el barco. Ha sido increíble”, dijo Aina.

Ya tiene una dilatada trayectoria como regatista en la Club de Vela Port d’Andratx en clases como Optimist, Laser 4.7, Laser Radial e ILCA 6. Forma parte del equipo español de vela y recientemente terminó cuarta en el Campeonato del Mundo Offshore junto a Guillermo Altadill, pero sabe que aún le queda mucho trabajo el próximo año.

“Es continuo. Cada vez que salimos al agua estamos afinando el yate para que llegado septiembre tanto ella como yo estemos en óptimas condiciones para competir por ganar la regata.
“Una vez que hayamos completado la primera etapa hasta La Palma, cruzaremos el Atlántico hasta Guadalupe y eso debería demorar unos 15 días. Este año se ha inscrito un número récord de navegantes: unos 200 cuando la norma ronda los 100.

“A raíz del covid, los marineros se han acostumbrado a competir con tripulaciones mucho más pequeñas y la idea de competir en solitario se ha vuelto mucho más popular. Así que probablemente será una de las travesías más competitivas en la historia de la regata.
“Y habrá una mezcla de marineros. Algunos saldrán a ganarla, otros a ganar experiencia y simplemente completar la carrera.
“Tengo la intención de ganarlo, pero obviamente es más fácil decirlo que hacerlo”, dijo.

La mallorquina Aina Bauzá, camino de convertirse en la primera mujer balear en cruzar el Atlántico en solitario

los Mini Transat es una de las regatas transoceánicas más exigentes del mundo. Es la regata de categoría oceánica más pequeña con las embarcaciones más pequeñas, con unas medidas de 6,5 metros de eslora por tres de manga. Son sin ningún tipo de comodidad en el interior y sin posibilidad de utilizar cartografía electrónica o comunicación externa, más allá de un informe meteorológico diario proporcionado por radio por los organizadores.

“Correremos a ciegas hasta cierto punto. Sin mapas, sin teléfono satelital, tendremos un canal de radio abierto para hablar con otros marineros si están cerca, pero eso es todo. Y solo podemos usar el canal de seguridad en caso de una emergencia grave.

“Además, llevaremos el mínimo de comida. Todo estará preenvasado y preparado. Tendremos una caldera para que el agua se mezcle con la comida seca, pero eso es todo, sin lujos de ningún tipo.
“Pero esa es una de las atracciones. Una vez que finalmente ponga un pie en tierra firme en Guadalupe, apreciaré las cosas buenas de la vida como una cama cómoda, una cocina y un baño”, dijo.
Entonces, ¿qué podría salir mal?
«Cualquier cosa. Supongo que lo peor sería un mástil roto o perder el piloto automático. Eso significaría tener que estar al timón las 24 horas del día, los 7 días de la semana, sin dormir; solo dormiré cuatro horas al día.
“Luego siempre existe el peligro de obstáculos en el mar, ballenas, rastreo en el agua o una fuga y cambios repentinos obvios en el clima.

Septiembre es considerada la mejor época del año para cruzar el Atlántico. Es cuando más tranquilo está, pero estamos hablando del Atlántico y podemos trazar nuestro propio rumbo. No hay una ruta establecida.
“Si vas al norte, la distancia es corta pero hay menos viento. Si vas al sur, es más largo pero los vientos son más fuertes, así que es cuestión de adaptarse a los elementos, ser uno con el barco y poder sacar lo mejor de lo poco que tenemos”, dijo.
“El apoyo del Mallorca ha sido increíble, abrumador. Cuando comencé el proyecto a principios de este año, no esperaba atraer tantos patrocinadores y tantas personas dispuestas a ayudar en cualquier momento.

“Estos yates no se quedan en el agua, solo están en el mar cuando estamos en regata, por lo que necesito ayuda constantemente para sacar el yate del agua y transportarlo hasta el lugar más difícil. Eso no solo lleva tiempo, sino que también significa que necesito ayuda. Pero eso no me ha faltado en la isla.
“Dicho esto, como Mallorca todavía no tiene un centro de formación offshore, he tenido que dedicar gran parte mi tiempo entrenando en el centro de Barcelona. Es una pena porque Mallorca es un gran lugar para navegar y competir, pero las regatas son muy diferentes a la Mini Transat. Con suerte, Mallorca tendrá un centro offshore más temprano que tarde”, dijo.

La mallorquina Aina Bauzá, camino de convertirse en la primera mujer balear en cruzar el Atlántico en solitario

Porque Aina ya ha completado una de las etapas más complejas de la cuenta atrás para la salida en Les Sables d’Olonne, ha encontrado una larga lista de simpatizantes, patrocinadores y colaboradores que harán más ágil su preparación. Se ha apuntado a la iniciativa ‘El Proyecto Magenta‘, y una serie de empresas y marcas se han sumado a ella en su apuesta por mostrar su firme apuesta por hacer realidad el reto de participar en la Mini Transat 2023.

Ànima Negra, el Club de Vela Port d’Andratx, Base Mini Barcelona, ​​Sistemas Navales, Ronstan, Oliver Ellwood, Tallamar, Sailongreen, Nautimedia, Pires de Lima, J2, Robline, B&G, The Rigging Workshop, Loft Customs, Balearic Helicopters, Alize Boats, Aku Palma, NV Charts, Gill y Alisios Náutica la han apoyado y ella no puede agradecerles lo suficiente – además de ganar la Mini Transat y unirse a regatistas baleares masculinos, como Nacho Postigo, Hugo Ramón, José Linares o Felip Moll, al convertirse en la primera mujer nacida en Baleares en completar este exigente reto.

“Yo soy el primera mujer marinera de las Baleares navegar en solitario en vela oceánica, y en la Mini Transat de septiembre de 2023 habrá dos chicas españolas”, ha dicho recordando cómo empezó toda esta ‘locura’.
“Empecé a navegar en la Mini Transat porque unos amigos competían en una regata. Fui a verlos y quise probar el barco. Navegué y navegué más millas y luego decidí montar mi propio proyecto”.

Que viaje de 500 millas fue el preludio de lo que le espera el próximo año.
“Estaba compitiendo en vela olímpica, pero con esto encontré la motivación extra que estaba buscando. Aunque es un cambio, sigo navegando”, dijo.
“El CVPA (Club Náutico de Andratx) me está apoyando, como lo ha hecho durante tantos años en tantas regatas. Es una suerte que me acompañen en todo lo que hago, me ayudan mucho”, dijo.
“Y mis padres me han apoyado mucho. Están muy emocionados y siempre me siguen por GPS cuando estoy compitiendo para asegurarse de que estoy bien. Dicho esto, una vez que inicie la Mini Transat, estaré prácticamente fuera del radar y sin comunicación con todos”, agregó.
Aun así, cruzar el Atlántico en solitario el próximo año es solo otro desafío.
Su objetivo final es competir en la Vendée Globe, una carrera de yates sin escalas alrededor del mundo en solitario (en solitario).

los carrera fue fundada por Philippe Jeantot en 1989, y desde 1992 tiene lugar cada cuatro años. Lleva el nombre del departamento de Vendée en Francia, donde comienza y termina la carrera.
La Vendée Globe se considera una búsqueda extrema de resistencia individual y la prueba definitiva en regatas oceánicas.

“Pero estamos hablando de navegar en serio en un yate de 70 pies, por lo que tendré que obtener la mayor experiencia posible en alta mar y, obviamente, grandes patrocinadores. Es el último desafío para cualquier navegante y no debe tomarse a la ligera”, dijo Aina.

Pero primero lo primero. Ella necesita calificar para el Mini Transat del próximo año. y luego ganarlo y hacer historia en la vela balear. El capitán Jonny Greenall, propietario de Balearic Helicopters, dijo: “Balearic Helicopters siempre ha apoyado a las comunidades y organizaciones benéficas locales y cree firmemente en Mallorca. Es inspirador que en estos días esté tan decidida a emprender tal misión, especialmente un desafío en solitario y con tanto coraje para ir y hacerlo contra viento y marea, pero todavía está optimista, motivada y sigue sonriendo ante la adversidad. ”


majorcadailybulletin En2Fr

No todas las noticias en el sitio expresan el punto de vista del sitio, pero transmitimos estas noticias automáticamente y las traducimos a través de tecnología programática en el sitio y no desde un editor humano.