Skip to content
Gustavo Petro toma juramento como presidente de Colombia


BOGOTÁ, Colombia (AP) — El primer presidente izquierdista de Colombia asumirá el cargo el domingo, prometiendo luchar contra la desigualdad y anunciando un punto de inflexión en la historia de un país perseguido por una larga guerra entre el gobierno y los grupos guerrilleros.

El senador Gustavo Petro, ex miembro del grupo guerrillero M-19 de Colombia, ganó las elecciones presidenciales en junio al vencer a los partidos conservadores que propusieron cambios moderados a la economía de mercado, pero no lograron conectarse con los votantes frustrados por el aumento de la pobreza y la violencia contra líderes de derechos humanos y grupos ambientalistas en áreas rurales.

Petro es parte de un grupo creciente de políticos de izquierda y marginados políticos que han estado ganando elecciones en América Latina desde que estalló la pandemia y lastimaron a los titulares que lucharon con sus repercusiones económicas.

La victoria del exrebelde también fue excepcional para Colombia, donde los votantes habían sido históricamente reacios a respaldar a los políticos de izquierda que a menudo eran acusados ​​de ser blandos con el crimen o aliados con las guerrillas.

Un acuerdo de paz de 2016 entre el gobierno de Colombia y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia desvió gran parte de la atención de los votantes de los conflictos violentos que se desarrollan en las zonas rurales y dio protagonismo a problemas como la pobreza y la corrupción, alimentando la popularidad de los partidos de izquierda en las elecciones nacionales. .

Petro, de 62 años, prometió abordar las desigualdades sociales y económicas de Colombia aumentando el gasto en programas contra la pobreza y aumentando la inversión en áreas rurales. Ha descrito las políticas antinarcóticos lideradas por Estados Unidos, como la erradicación forzosa de cultivos ilegales de coca, como un “gran fracaso”. Pero ha dicho que le gustaría trabajar con Washington “como iguales”, construyendo esquemas para combatir el cambio climático o llevar infraestructura a áreas rurales donde muchos agricultores dicen que la hoja de coca es el único cultivo viable.

Petro también formó alianzas con ambientalistas durante su campaña presidencial y prometió convertir a Colombia en una “potencia mundial para la vida” al frenar la deforestación y tomar medidas para reducir la dependencia del país de los combustibles fósiles.

El presidente entrante ha dicho que Colombia dejará de otorgar nuevas licencias para la exploración petrolera y prohibirá los proyectos de fracking, a pesar de que la industria petrolera representa casi el 50% de las exportaciones legales del país. Planea financiar el gasto social con una reforma fiscal de $10 mil millones al año que aumentaría los impuestos a los ricos y eliminaría las exenciones de impuestos corporativos.

Petro también ha dicho que quiere iniciar conversaciones de paz con los grupos rebeldes restantes que actualmente luchan por las rutas de la droga, las minas de oro y otros recursos abandonados por las FARC después de su acuerdo de paz con el gobierno.

“Tiene una agenda muy ambiciosa”, dijo Yan Basset, politólogo de la Universidad del Rosario de Bogotá. “Pero tendrá que priorizar. El riesgo que enfrenta Petro es que persigue demasiadas reformas a la vez y no obtiene nada” a través del congreso de Colombia.

Se espera que al menos 10 jefes de Estado asistan a la inauguración de Petro, que tendrá lugar en una gran plaza de la época colonial frente al Congreso de Colombia. También se colocarán escenarios con música en vivo y pantallas gigantes en parques del centro de la ciudad de Bogotá para que decenas de miles de ciudadanos sin invitación al evento principal también puedan unirse a las festividades. Ese es un gran cambio para Colombia, donde las inauguraciones presidenciales anteriores fueron eventos más sombríos limitados a unos pocos cientos de invitados VIP.

“Queremos que el pueblo colombiano sea el protagonista”, dijo en un comunicado la jefa de prensa de Petro, Marisol Rojas. “Esta toma de posesión será la primera muestra de una nueva forma de gobernar, donde se respeten todas las formas de vida y donde todos quepan”.

Más historias de lectura obligada de TIME


Contáctenos en [email protected]


gb7

No todas las noticias en el sitio expresan el punto de vista del sitio, pero transmitimos estas noticias automáticamente y las traducimos a través de tecnología programática en el sitio y no desde un editor humano.