Skip to content
El sector de la hostelería de Marbella pide una moratoria en las terrazas


Una terraza en la acera de Marbella / Josele

Si bien los dueños de los bares reconocen que ocupar las aceras puede ser «un fastidio», argumentan que algunas personas todavía se resisten a comer adentro y que «las deudas de la pandemia aún se están pagando»

Tras el ayuntamiento celebrado este lunes en Marbella, en el que se anunció una campaña de control e inspección de la ocupación de terrazas de bares y restaurantes, la Asociación de Hostelería y Restauración de Marbella, encabezada por Nahuel Klappenbach, ha reconocido que «la vuelta a la normalidad está comprensible y deseable, aunque creemos que es un poco precipitado».

Klappenbach reconoció que durante la pandemia «la relajación pudo haber sido un fastidio», pero también argumentó que ante esta situación «estamos pidiendo una moratoria hasta final de temporada».

“La normativa está para cumplirla. Siempre ha sido así”, reconoció Klappenbach, que consultó a sus compañeros para formalizar una respuesta al anuncio realizado este lunes por el portavoz del Ayuntamiento, Félix Romero.

situación excepcional

El anuncio supone la vuelta a la normalidad y el cumplimiento de la normativa vigente del Ayuntamiento en cuanto al espacio que pueden ocupar las terrazas en las aceras, poniendo fin a una “situación excepcional que ha permitido a la hostelería y la restauración tener un pequeño respiro”. «.

Según el consistorio, la normalidad se empezó a vivir a finales del año pasado, cuando «se acordó volver a la ley original en esta materia». Desde entonces, según informa el Ayuntamiento, se han llevado a cabo diversas campañas informativas para advertir a la hostelería local del fin de la excepción.

El sector de la hostelería de Marbella pide una moratoria en las terrazas

Cuando se le preguntó al respecto, Klappenbach declaró: «Simplemente no lo sé» y afirmó que solo había oído hablar de «advertencias verbales» de otros colegas. De los tres establecimientos consultados por SUR, los dueños tampoco sabían nada.

Renuencia a comer adentro

Según el consistorio, la intención de la campaña “no es sancionar y, en este sentido, confiamos en que los hosteleros cumplan con sus obligaciones”.

La hostelería ha llamado a la comprensión y ha pedido una moratoria. “Un verano como este sería una forma de mejorar su situación”, dijo Klappenbach, y añadió que “todavía hay gente, sobre todo gente mayor, que se resiste a entrar en un restaurante y, por tanto, se necesitan más mesas fuera”. Concluyó: “Las deudas de la pandemia “todavía se están pagando”.


Sp grp1

No todas las noticias en el sitio expresan el punto de vista del sitio, pero transmitimos estas noticias automáticamente y las traducimos a través de tecnología programática en el sitio y no desde un editor humano.