Jannah Theme License is not validated, Go to the theme options page to validate the license, You need a single license for each domain name.
Política

El encargado de hacer cumplir la privacidad de la UE advierte a Elon Musk mientras Twitter se derrumba – POLITICO


Dale al play para escuchar este artículo

Expresado por inteligencia artificial.

Agregue esto a la lista de problemas de Elon Musk en Twitter: el trabajo que tendrá que hacer para convencer al principal ejecutor de privacidad de Europa de que su plataforma no está violando la ley.

La jefa de protección de datos de Irlanda, que supervisa las operaciones de Twitter en Europa, le dijo a POLITICO que está preocupada por una serie de problemas en la plataforma, a saber, un programa de membresía paga que permitía a los estafadores hacerse pasar por cuentas reales y enviar mensajes falsos y causar estragos en los precios de las acciones. de firmas importantes.

Las cuentas falsas que aparecieron después de que Musk introdujera un programa de verificación de «cheque azul» pagado, ahora en espera, plantean problemas potenciales bajo el libro de reglas de privacidad de Europa, dijo la comisionada de Protección de Datos de Irlanda, Helen Dixon, al margen de una conferencia en Bruselas.

«Ahora estamos participando de manera proactiva [with Twitter] y preguntando, ‘mira, hay muchos informes sobre cambios en cuentas verificadas y cuentas de phishing. ¿Qué evaluaciones de riesgo se están realizando y cuáles son las implicaciones para los usuarios europeos?», dijo.

Dixon agregó que estaría «probando» estos puntos con el jefe interino de privacidad de Twitter, Renato Leite Monteiro, quien ha estado en su nuevo trabajo por poco más de una semana y en Twitter desde 2020.

La hemorragia de personal de Twitter que interactúa con los reguladores e investigadores es otra preocupación para Dixon, cuya oficina ha impuesto multas por un total de más de 600 millones de euros desde que entró en vigor el Reglamento General de Protección de Datos (GDPR) de la Unión Europea en 2018. Damien Kieran, un irlandés anteriormente en a cargo de la privacidad en Twitter, y la directora de seguridad de la información de la empresa, Lea Kissinger, se encontraban entre los cientos de empleados de Twitter que abandonaron la empresa en una ronda de despidos el 10 de noviembre.

«La seguridad es claramente parte de la protección de datos. Y, por supuesto, también hemos leído que el director de seguridad se ha ido», dijo Dixon.

Si bien Dixon dijo que el nuevo jefe de privacidad la había tranquilizado sobre el cumplimiento, no está claro si queda suficiente personal para participar en las consultas legales de los reguladores. Dublin ya tiene dos investigaciones abiertas en Twitter que son anteriores a la llegada de Musk, y Dixon dijo que su oficina estaría «indagando» a los directores de la compañía sobre el programa blue tick y cualquier otro asunto de privacidad que pueda surgir.

«Curiosamente, por supuesto, tenemos una investigación en curso sobre la seguridad de Twitter», dijo. “Estamos en la etapa de tener un informe final de investigación, y luego procederé a tomar la decisión en relación con lo que establecieron los investigadores en mi oficina. Así que sería un ejercicio interesante en términos de enviar eso a Twitter, mirando las presentaciones que hacen sobre nosotros y probando la precisión de las descripciones fácticas que tenemos», dijo.

«Y, ya sabes, no estaremos ociosos en términos de investigar lo que está sucediendo», agregó.

¿Últimos días de Twitter?

En medio de la última ola de renuncias, la especulación sobre el colapso de la plataforma y la disminución de su riqueza personal, el escrutinio de Dublín puede no ser lo más importante para Musk.

Pero el riesgo de infringir la ley de privacidad de la UE se sumaría a la miseria financiera del multimillonario, que pagó 44.000 millones de dólares por una empresa que, según los expertos, es ahora vale una fracción de ese precio.

Elon Musk está manejando la última ola de renuncias, la especulación sobre el colapso de Twitter y la disminución de su riqueza personal | Glenn Chapman/AFP vía Getty Images

Si los investigadores de Dixon descubren que Twitter ha violado el RGPD, la empresa podría estar expuesta a multas de hasta el 4 por ciento de su facturación global, o más de mil millones de dólares según el valor de la empresa cuando se retiró de la bolsa de valores de Nueva York. Intercambio el 8 de noviembre.

Otros organismos europeos de vigilancia de la privacidad ya están presionando a Dixon para obtener respuestas sobre lo que sucede en Twitter. «¿Estás satisfecho? ¿Qué nos han dicho? ¿Qué estamos haciendo de manera proactiva? Ya sabes, ¿cuáles son los próximos pasos? ¿Qué impacto tiene en las investigaciones que saben que ya tenemos en marcha?» ella dijo de sus preguntas.

«He hablado con ellos aquí, pero podemos intentar hacer algo más sistémico con los 27 [European data protection authorities),» said Dixon, whose office is in charge of overseeing Twitter’s operations across the EU, in coordination with other national watchdogs.

The answer to the question «what’s going on at Twitter» is a dizzying one.

In the past few hours alone, dozens more employees have announced they are leaving Twitter, including staff on key engineering teams in charge of making sure the site is operating properly.

Previous rounds saw an exodus of support staff, including Twitter’s chief lobbyist in Brussels, Stephen Turner, and key compliance roles.

Dixon said she’d met with Kieran, the former privacy chief, on November 8, only to discover two days later that he’d been laid off. And while he has been quickly replaced, it’s unclear who else is in place to answer Dixon’s questions.

«There are other things around the office of the Data Protection Officer, it strikes us, that are going to be important, for example, in transparency, and in responsiveness terms to data subjects around the exercise of their rights,» she said.

«And we’re certainly having it reported to us that journalists are finding it difficult to get people to speak,» she said. «So we will have to examine carefully whether data subjects are complaining to us that they’re having trouble exercising rights or getting responses or getting accurate and up-to-date information on the website.»




politico

No todas las noticias en el sitio expresan el punto de vista del sitio, pero transmitimos estas noticias automáticamente y las traducimos a través de tecnología programática en el sitio y no desde un editor humano.
Botón volver arriba